24 trucos infalibles para pasteleros

En esta entrada quiero compartirte 24 trucos  que he aprendido mediante la práctica  y que son necesarios que aprendas si vas a entrar a este mundo de la pastelería.

  1. Lo primero que te aconsejo es que debes seguir la preparación al pie de la letra, evita omitir o agregar  ingredientes ya que si la receta te lo pide es porque ese ingrediente es  primordial  para el resultado final ( sabor o textura). Claro está no te estoy diciendo de que no lo puedes hacer, puedes hacerlo  pero es recomendable de que conozcas bien tu receta  y ahí cuando ya tengas el conocimiento necesario  puedes  modificarla según tu gusto  o necesidad.
  2. Siempre ten a mano los ingredientes  que vas a utilizar en la receta. Es preferible que lo tengas ya pesado. En cocina esto se conoce como mise en place.
  3. Los huevos deben estar a temperatura ambiente. Si tus huevos lo guardas en la nevera te recomiendo  que lo saques con tiempo para que se tempere.
  4. Cuando tengas que separar las claras de las yemas, ten cuidado de que no se mezclen, pues las partículas de yema no permiten que las claras suban al 100%.
  5. Cuando las recetas dicen que eches los huevos enteros hay que agregarlos uno a uno y no debe agregarse el siguiente hasta que el anterior desaparezca, es decir, esté bien integrado.
  6. Te recomiendo que cuando vayas a partir los huevos partirlo en un recipiente aparte, es decir, de manera individual ya que si alguno está dañado no echará a perder los demás.
  7. Debes de poner las claras en un recipiente bien seco ya que las  claras y el agua o el aceite son enemigas a muerte.
  8. Para que el bizcocho quede más esponjoso es recomendable cernir el harina con un colador. No es necesario cernir dos veces.
  9. Siempre se cierne con el harina los ingredientes secos como el polvo de hornear, bicarbonato de sodio, cocoa en polvo,etc.
  10. No debes cernir el harina con mucho tiempo de anticipación,es preferible cernirla en el momento de usarla, pues si se ha cernido mucho tiempo antes, volverá a compactarse y sería necesario cernirla de nuevo.
  11. El horno siempre debe estar precalentado unos 15 minutos a la  temperatura deseada.
  12. Es preferible utilizar una balanza digital para hacer  nuestras recetas ya que es más exacto que usar tazas. Yo usualmente utilizo recetas pesadas en gramos.
  13. Añadir una pizca de sal a la receta ayuda a realzar el sabor.
  14. Pincha con una palillo las tortas en el centro para ver si están listas.
  15. Se paciente, la repostería es 100% paciencia.
  16. Algo importante es medir correctamente los ingredientes. Para esto hay herramientas útiles para medir los ingredientes secos y los líquidos.
  17. Cuando se mide el harina no debe golpearse la taza, pues aquella se comprime y resulta más cantidad. La harina debe medirse antes de cernirse, pues al cernirse coge aire y resulta un volumen mayor, solamente se debe medir cernida si la receta te lo pide.
  18. Para engrasar los moldes puedes utilizar mantequilla y cubrir con papel encerado. Esto ayuda a que el bizcocho no se pegue.
  19. Utiliza ingredientes de calidad.
  20. Utiliza frutas frescas en postres ya que representa mayor sabor y mejor presentación.
  21. Cuando vayas a preparar un bizcocho  es recomendable que adiciones los extractos al final de la preparación.
  22. Cuando se le echa jugo de cualquier sabor a los bizcocho automáticamente toma el nombre de esa fruta. Por ejemplo si vas a preparar un bizcocho de naranja solo tienes que sustituir el líquido      ( leche o agua) por jugo de naranja. También puedes utilizar ralladuras si vas a preparar un bizcocho de limón.
  23. Si deseas guardar la masa por tiempo indefinido , te aconsejo que lo congeles bien tapada hasta el momento que lo necesites. Solo tienes que añadirle un poco de almíbar o sirop ( te da humedad) para que quede como si estuviera recientemente horneado.
  24. Cuando vayas a medir los ingredientes secos con  cucharaditas o cucharadas es recomendable que lo midas al ras, sin barriguitas, ya que si le dejas la barriguita como le digo yo, le estarás añadiendo el doble de la cantidad que requiere la receta. Es recomendable que utilices un cuchillo o tu propio dedo para cuando la cucharadita tenga la barriguita le puedas quitar el exceso y así evitas que tu receta te salga mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *